Miguel Maza Márquez: “Yo no cambié la escolta de Luis C. Galán”

Elespectador.com Judicial |18 Ago 2012 –  El proceso contra Maza vuelve y juega
El general (r) Miguel Maza Márquez, único investigado por el magnicidio de Luis Carlos Galán, se defiende y ataca. Se cumplieron 23 años del asesinato del candidato presidencial Luis Carlos Galán. Además del excongresista Alberto Santofimio, hoy condenado, el único investigado es el exdirector del DAS general (r) Miguel Maza Márquez. La base de la acusación: debilitó la escolta para facilitar el magnicidio. No obstante, el pasado enero la Corte Suprema de Justicia anuló el proceso porque después de dos años y medio de detención, le reconoció a Maza que tenía fuero y sólo el fiscal en propiedad podía investigarlo. El próximo 14 de septiembre volverá a indagatoria. Entre tanto, pasa de la defensa al contraataque.
Se cumplieron 23 años del asesinato de Luis Carlos Galán y usted es hoy el único procesado, ¿cómo ve su proceso?
Siento mucha frustración. Estuve dos años y cinco meses detenido y aún no sé cómo responder a quienes me preguntan a qué horas el principal abanderado de la lucha contra la mafia en los años 80, ahora se le acusa del magnicidio de Galán. Lo único que puedo decir, ahora que se están probando los testigos falsos, es que Ernesto Báez, o Vladimir, o el coronel Ferreira, son parte del montaje que me siguen haciendo, y que emprendió un funcionario de la Procuraduría en 2009.
¿Por qué usted insiste en que ‘Ernesto Báez’ es un falso testigo?
Al principio dijo en Justicia y Paz que yo me la pasaba en el Magdalena Medio con Pablo Escobar, El Mexicano o Henry Pérez tomando trago. Cómo sería de grande la mentira, que el exlugarteniente de Escobar, alias Popeye, lo desmintió públicamente recordando que Escobar y yo éramos archienemigos. Entonces Báez cambió la versión y dijo que un sacerdote Ciro había ido a conversar conmigo sobre planes de las autodefensas. Él declaró ante la Fiscalía que nunca lo mandaron a hablar con Maza. ¿Y por qué miente Báez? Por venganza. Él en la época del crimen de Galán era un político de los paramilitares del Magdalena Medio. Quiso fundar el movimiento Morena, financiado por el narcotráfico, y yo me le atravesé y lo denuncié públicamente. Nunca me lo perdonó.
¿Y por qué ‘Vladimir’ es también un falso testigo?
Por lo mismo. Yo fui quien impulsó su captura en 1989. Lo judicializaron por la masacre de La Rochela y otras acciones violentas. Yo fui quien lo identificó al lado del mercenario israelí Jair Klein, quien documentó su activa participación en el paramilitarismo. También lo suyo es una venganza y, además, sus testimonios de oídas no son válidos.
¿Usted habla del oscuro montaje de un exprocurador, ¿a quién se refiere?
Hablo del señor Gabriel Jaimes, quien llegó a ser el hombre de confianza del actual procurador Alejandro Ordóñez. De la noche a la mañana salió a decir en los medios de comunicación que había pruebas contundentes que me comprometían en el crimen de Galán. Y de hombre honesto, con el apoyo de algunos medios de comunicación y algunos políticos, me convirtieron en un aliado del criminal que más combatí, Pablo Escobar Gaviria.
¿Y por qué Jaimes hizo esos comentarios en la prensa?
Un coronel de la Policía me dijo que ese señor me odiaba y lo decía públicamente. La misma fuente me contó que estando en la oficina del procurador Ordóñez fue testigo de cómo entró una llamada telefónica y el jefe del Ministerio Público le pidió la renuncia para no destituirlo. Sería bueno saber qué fue lo que hizo el hombre que se ufanaba de decir que iba a descubrir todos los asesinatos de Colombia. Lo cierto fue que lo declararon insubsistente.
¿Cómo ve su proceso hoy?
Adolece de fundamentos constitucionales y legales. Duré dos años y cinco meses detenido por fiscales que no eran competentes y le tocó a la Sala Penal de la Corte Suprema decir que yo tenía fuero y sólo podía ser investigado por el fiscal general de la Nación. Y hay otro elemento triste. En el momento en que empezaron a negarme el fuero presenté una tutela. Para neutralizarla, el entonces fiscal (e) Guillermo Mendoza ofició a la Corte diciendo que él asumía la investigación. Pero no lo hizo. Después de cinco meses sin actuación alguna se la devolvió al fiscal 25 manifestando que yo había actuado en el DAS como un particular. Eso se llama prevaricato.
¿Por qué cree usted que Mendoza no quiso asumir su competencia?
Es una pregunta para la conciencia del señor Mendoza. Él es un profesor universitario, un penalista reconocido, pero no se necesitaba ni ser abogado para saber que yo tenía fuero como exdirector del DAS. A Guillermo Mendoza no le importa el daño que me hizo a mí y a mi familia desconociendo la Constitución.
El meollo de la acusación en su contra es el cambio de escolta de Luis Carlos Galán, ¿qué piensa hoy?
Yo no cambié la escolta de Galán. Lo ha dicho varias veces el coronel González, entonces jefe de Protección del DAS, quien trató ese tema directamente con Galán. Fue González quien escogió provisionalmente a Julio cruz, un exteniente de la Policía. Y después fue el propio Galán, en el Palacio de Nariño, quien me pidió el favor de que cambiara a Cruz, quien apenas llevaba cuatro meses con el candidato. Seguramente por afán de quedarse con Galán, empezó a ser muy flexible. Al candidato le incomodó su conducta, a mí personalmente me dijo que le estaba creando problemas en el hogar, yo concluí que él no podía meterse en la vida privada del personaje, llamé al jefe de Protección y se dio el cambio. Veinte años después se dice que cambié a Cruz por un bandido, Jacobo Torregrosa, y debo decir que a él nunca lo procesaron y murió de una aneurisma en enero de 2000 en Santa Marta.
¿Cómo vivió usted los días previos y posteriores a la muerte de Galán?
Los sigo viviendo. Y no es fácil recordarlo. Pero debo decir, como asunto para reflexionar, que tres días antes del primer atentado terrorista que sufrí, en la calle 57 con carrera 7ª, donde murieron siete personas, la Policía capturó al capitán Javier Wuanumen, de inteligencia militar, con una carta para Pablo Escobar especificándole cómo iban a matar a Maza. Ese personaje fue condenado por la justicia. Después, en el expediente por la muerte de Galán, el llamado “hombre de la pancarta”, uno de los asesinos, le envió a su madre una carta advirtiéndole que lo iban a matar y que el teniente Flórez, también de inteligencia militar, lo había reclutado con su hermano. Es más, admitió que Flórez le dio carné del B-2, lo recogió en Soacha el día del crimen de Galán y celebró su muerte. ¿No es muy coincidente un capitán y un teniente de inteligencia militar en los dos hechos?
En su criterio, ¿quién mató a Galán?
Lo mató Pablo Escobar, el narcotráfico y las autodefensas del Magdalena Medio. Pero después de 20 años la única persona que está investigada es el general Miguel Maza Márquez, todo porque el delito estaba por prescribir y necesitaban a un culpable para que la impunidad no terminara imponiéndose.
¿Si tuviera frente a sus ojos a los hijos y a la esposa de Galán qué les diría?
Les preguntaría por qué me odian tanto. Yo no les hice nada ni a Luis Carlos Galán ni a ellos. Sólo cumplí con mi deber. Es increíble ver abrazados al senador Juan Manuel Galán con el hijo de Pablo Escobar en un documental y luego verlo acusándome. Yo nunca lo habría hecho. Lo dijo Popeye, ese hijo de Pablo Escobar Gaviria era tan asesino como el papá.
¿Y si tuviera al frente a Guillermo Mendoza qué?
Me gustaría preguntarle por qué fue capaz de cometer el exabrupto jurídico que hizo, sabiendo que lo estaba haciendo a conciencia. Él no puede alegar ignorancia jurídica.
¿Y al exprocurador Gabriel Jaimes?
Que le diga al país por qué lo botaron de la Procuraduría. Se supone que él sería el Batman que iba a descubrir los magnicidios de los años 80. ¿Por qué pasó a ser el hombre de le verdad a un fiscal de pueblo? Sería bueno saberlo.
¿Y al excoronel de la Policía Hugo Ferreira que lo acusó a usted?
Que las mentiras también son delitos. Él, a riesgo de haber incurrido en una suplantación, no puede decir que fue general o que participó en mi designación para la jefatura del DAS. Claro que el error es del fiscal que apoyó su versión. Pero igual, me desconocieron la competencia, me encarcelaron con testigos falsos, duré dos años y cinco meses detenido injustamente. Y no tengo dificultades para sostener que nunca fui negligente ni bandido. Nadie puede decir que me regaló un peso para cometer un delito ni que manché mis manos de sangre para apoyar a los ilegales. A pesar de las funciones que cumplí, nunca he sido un hombre violento. Es más, fui un oficial de inteligencia, estudié sociología, criminología, procedimientos legales.
¿Y ahora vuelve a indagatoria?
Sigo en la cuerda floja. Esto es peor que el proceso de Kafka. Sin pies ni cabeza. Pero es muy difícil enfrentar a algunos periodistas que no saben el daño que hacen por una noticia o a ciertos políticos que se valen de su poder. Yo quiero recordar lo que he afrontado. Primero atentaron contra mi hermano, que nada tenía que ver con el DAS, después sobreviví a dos atentados y cuatro intentos más. Pero después de 20 años aparece un tal Gabriel Jaimes, cumpliendo órdenes de quién sabe quién, a decir que yo era un aliado de Pablo Escobar. Y después suman a delincuentes como Báez o Vladimir para que apoyen la sarta de mentiras con que me siguen persiguiendo.
¿Por qué la fijación con Gabriel Jaimes?
Sólo quiero que le diga al país por qué salió de la Procuraduría a escondidas y por la puerta de atrás, y por qué lo escondió Guillermo Mendoza en un pueblo de Cundinamarca.
El principal testigo contra Maza Márquez

El principal testigo del proceso que se adelanta contra el general (r) Miguel Maza Márquez por el magnicidio de Luis Carlos Galán es el jefe paramilitar Iván Roberto Duque, mas conocido como Ernesto Báez. Él ha dicho que se enteró de la colaboración del DAS en el crimen de Galán.
Revisando la historia se advierte que para la época de los hechos Iván Roberto Duque estaba dedicado a promover en el Magdalena Medio, de donde salieron los asesinos de Galán, el partido político Morena (Movimiento de Restauración Nacional), una fachada del paramilitarismo.
En sus declaraciones en el caso Galán, el jefe paramilitar sostuvo que los nexos del DAS con las autodefensas del Magdalena Medio los corroboró con el mismo asesino material del candidato presidencial, Jaime Rueda Rocha. Hoy Báez aguarda una sentencia en el marco de la Ley de Justicia y Paz.
La indagatoria será el próximo 14 de septiembre

El próximo 14 de septiembre tendrá que realizarse la indagatoria al exgeneral Maza Márquez, según lo ordenado por la Fiscalía. Así lo determinó el fiscal Martín Moreno, quien negó el recurso interpuesto por la defensa de Maza, que pretendía echar abajo la declaratoria de crimen de lesa humanidad.
Además, la Fiscalía determinó que no existen motivos para declarar la prescripción de la acción penal en el caso Galán. Por el contrario, aclaró el fiscal Moreno, el contexto de la época y la gravedad del hecho ratifican que el crimen de Galán no fue un hecho aislado, sino parte de una violencia sistemática.
El proceso contra Maza Márquez por el crimen de Luis Carlos Galán tuvo que volver a empezar desde cero, porque el pasado 20 de enero la Corte Suprema de Justicia anuló todo lo actuado al considerar que la investigación, por tema de fuero, sólo puede impulsarla el fiscal general de la Nación.
El general (r) Miguel Maza Márquez estuvo detenido durante dos años y medio por órdenes de la Fiscalía. Pero su defensa siempre alegó que el único con competencia para investigarlo era el fiscal en propiedad. La Corte le dio la razón y por eso ahora el proceso penal ha vuelto a empezar.


Translate »