Las “chuzadas” del cartel de Cali al de Medellín /

Maza-MárquezEl Espectador / Ante la Sala Penal de la Corte Aura Rocío Restrepo, excompañera sentimental de Gilberto Rodríguez Orejuela aseguró bajo la gravedad del juramento que en ningún momento el cartel de Cali tuvo nexos con el entonces director del DAS, general Miguel Alfredo Maza Márquez. Pese a los múltiples intentos de los hermanos Rodríguez Orejuela, el oficial nunca se convirtió “en su aliado” en la guerra que tenían contra el jefe de cartel de Medellín, Pablo Escobar Gaviria.

Según Restrepo, en una oportunidad le enviaron al general Maza unos casetes en los cuales se encontraban las transcripciones de unas conversaciones interceptadas al cartel de Medellín. Sin embargo, pese a los contactos que tenían e n las altas esferas del Estados –entre ellas el Ejército y la Policía− el DAS nunca fue parte de su grupo de aliados.

Ante las preguntas de la Fiscalía, la testigo indicó siempre el narcotraficante, conocido con el sobrenombre de ‘El Ajedrecista’, se refirió a Maza Márquez como el encargado de perseguir sus actividades ilícitas, por eso pese a que no era considerado un “enemigo” en todo el sentido de la palabra, siempre prefirieron estar alejados puesto que era el encargado de adelantar actividades de inteligencia contra sus actividades ilegales.

“Fue un hombre que siempre nos persiguió, que persiguió a Pablo Escobar. Era conocido como el enemigo número uno de Pablo Escobar”, precisó la testigo. Durante su convivencia permanente, mientras escapaban de las autoridades, se enteró de muchos detalles sobre la organización de dicho cartel.

Por eso aseguró vehementemente que pese a todos los intentos por acercarse a Maza y a congraciarse con él mediante la entrega de los casetes nunca fue posible cumplir ese objetivo. “Nunca pudieron que se volviera su amigo o su aliado”. Restrepo participó además en la escucha de los casetes, los cuales eran enviados con un joven a Bogotá para que se los entregaran a un grupo selectivo de personas.

Sin embargo en este punto aseguró que solamente tuvo acceso a ellos después del crimen del candidato presidencial Luis Carlos Galán Sarmiento, el 18 de agosto de 1989. Por esto desconoce si existió una participación directa entre los carteles de la droga con el magnicidio.

“El Gobierno hizo una alianza con la AUC para acabar la guerra con Pablo Escobar”, explicó sobre los detalles de esa época. Esto debido a las diferencias que se tenían con el jefe del cartel de Medellín y su “obsesión” por instalar bombas para destruir a sus enemigos. Estas declaraciones e hicieron en el marco del proceso que se adelanta contra el oficial por el crimen de Galán Sarmiento.

Con Información de El Espectador


Translate »