Buscando los hipopótamos de Pablo Escobar

Escrito por  FRANCISCO ARGÜELLO, LA NACIÓN REDACCIÓN WEB

Buscando los hipopótamos de Pablo EscobarFoto: El Colombiano – Internet.

LA NACIÓN.com.co ubicó al biólogo colombiano que les sigue la pista a más de diez hipopótamos que le pertenecieron al narcotraficante Pablo Escobar Gaviria y que hoy andan sin suerte, desaparecidos amenazando a la población del Magdalena Medio. Si no se detienen sus crías, en 10 años estaría repleto de hipopótamos el Magdalena Medio.  Helicópteros, retroexcavadoras, sedantes, dardos, se requieren para capturarlos.

Veinte años después la historia del narcotraficante Pablo Emilio Escobar Gaviria no termina. Ni siquiera cuando el perdón intentó borrar sus penas, sus más de mil crímenes, destierros, acciones criminales. Uno de sus más preciados y extravagantes tesoros aún deambulan sin rumbo alguno, sin dueño, sin suerte: sus hipopótamos. Uno de ellos, el más viejo, supera los 30 años, las cuatro toneladas y está perdido. Se fugó de la Hacienda Nápoles- incautada por la Dirección Nacional de Estupefacientes-, y despareció. Nadie da razón de él. Se cree que está por el Magdalena Medio, por Puerto Berrio, por…, por…

La Corporación Autónoma Regional de las Cuencas de los Ríos Negro y Nare (Cornare) cree que son diez los hipopótamos que se han reproducido. Pueden ser más, o menos. La cifra no está clara, pero sí son varios. Lo grave es que son peligrosos, son mortales. Pueden atacar a los humanos y se esconden en el río Magdalena, cerca de comunidades campesinas.


Los hipopótamos andan sin control por diferentes zonas rurales. 

El fin de semana aparecieron tres de los hipopótamos extraviados. Estaban en la finca La Chorrera, en La Dorada, Caldas. El dueño del predio se tropezó con los enormes animales y no tuvo más remedio que avisar. Son tres animales que hacen parte de un grupo. Faltarían otros siete hipopótamos o más que deberán permanecer en los barriales de este predio. Cazarlos, castrarlos y reubicarlos vale entre 40 y 100 millones de pesos. Requiere dardos, sedantes, un helicóptero, una cama baja, una retroexcavadora y más de quince personas en un operativo que puede tardar hasta dos y tres semanas.

David Echeverry, biólogo de la Universidad de Antioquia, es uno de los líderes de Cornare que está tras la pista de los hipopótamos de Escobar Gaviria. No obstante, hoy no puede hacer mucho. Aún estamos en Ley de Garantías y no hay contratación para avanzar en la búsqueda, traslado y castración de estos peligrosos animales. De momento, basta con alertar, dice en entrevista a LA NACIÓN.com.co


Por su peso y su territorialidad estos animales representan un peligro para todas las personas. 

-¿Encontraron un nuevo grupo de hipopótamos de Pablo Escobar?

Encontraron un pequeño grupo por los lados de la finca La Chorrera, en La Dorada, Caldas. Yo les dije a unos periodistas dónde podían encontrar la finca y ellos se fueron a revisar, encontraron un pequeño grupo de dos, tres hipopótamos. Otros pescadores nos dicen que los han visto salir del Magdalena, en el Magdalena, Medio, los han visto recorrer otros sectores. Ya ubicarlos es un tema bastante complejo.

¿O sea que se han detectado tres, faltan los otros, cuántos están buscando?

No tenemos número fijo de cuántos deben estar por fuera. Llevan mucho tiempo entrando y saliendo, pero yo estimo que aproximadamente haya diez individuos por fuera de La Hacienda Nápoles. Los periodistas solo vieron tres en La Dorada, Caldas, faltaría ubicar los otros. No es solo la jurisdicción de Doradal, sino que pueden estar en Puertonare, Puerto Berrio, Yondó, entre otras zonas.


El reconocido capo Pablo Escolar del Cartel de Medellín tenía todo tipo de animales exóticos en su poder. 

¿Es peligroso tropezarse uno con un hipopótamo?

La verdad es bastante peligroso, uno tiene que tener demasiada cautela, es un animal que a pesar de encontrar condiciones de mucha tranquilidad, de que no hay presión por alimentos, es un animal que uno no sabe en qué momento pueda reaccionar de manera agresiva. Es un animal, por ejemplo, de tres toneladas que moviendo solamente su cabeza puede matar a una persona. El mensaje que dimos a comienzo de año es que la gente debía tener cautela e informar apenas vieran uno de estos hipopótamos para nosotros mirar qué hacer. Ese es el principal mensaje, no confiarse de esos animales porque tengan un aspecto tierno porque son muy peligrosos.

¿Usted ya fue al sitio donde le dijeron estaban los hipopótamos?

Hemos ido muchas veces, ya hemos capturado dos hipopótamos, los reubicamos, los castramos. El mensaje que le hemos dado a los medios es que nos ayuden con la Dirección Nacional de Estupefacientes que son quienes deben desembolsar dinero para tomar una decisión de fondo. Estupefacientes cuando le quitó la Hacienda, los bienes a Pablo Escobar, dejó los hipopótamos en Nápoles, pese a que hacían parte de las propiedades de él. Con Procuraduría tenemos una sanción ambiental en contra de ellos, pero no han querido entregarnos recursos económicos para nosotros hacer el plan de manejo que tenemos planteado. Lo preocupante es la reproducción de estos animales libres, aunque es una escala pequeña porque dan una cría al año, pero poniéndole un tiempo de 10, 15 años, vamos a estar repletos de hipopótamos en muchas zonas del Magdalena Medio y eso es un peligro, una bomba de tiempo.


Los hipopótamos ya se están reproduciendo sin control. 

¿Los hipopótamos ya han correteado a campesinos?

Sí, sí ha pasado. No nos hemos encontrado con un accidente, con una muerte de una persona, de puro milagro. Gracias a Dios no ha pasado nada. A mí me han correteado. Los hipopótamos son muy territoriales. En el 2010, atendíamos unas quejas de un dueño de finca, a 3 kilómetros de Nápoles, que decía que un animal de estos le daña cercos, ya la gente no podía andar sola por temor porque era bastante agresivo. Y gente curiosa iba a verlo, cuando era un peligro. Hicimos una propuesta de captura, diseñamos el protocolo de captura para castrarlo y reubicarlo. Nosotros íbamos en caballo y el animal nos persiguió varias veces. Eso es un peligro. Cuando el ve que gente lo está presionando, ataca. Pueda que se vaya con ruido o ataque. El hipopótamo más viejo pesa cuatro toneladas. Uno lo ve y es una cosa descomunal.

¿Cómo se caza, cómo se manipula un hipopótamo por lo grande?

Primero tenemos que hacer un proyecto, contratar con expertos (universidad, fundación), que buscan a personas expertas en el tema, la Universidad Ces de Medellín y del Parque Temático Hacienda Nápoles. Apenas sabemos el lugar donde deambulan los hipopótamos, verificamos el sitio, se necesitan 15 días para planear el operativo, ir verificando el mejor sitio de la captura, hay que tener dardos, el medicamento (sedante) es muy costoso, es muy peligroso de manipular, solo lo pueden manejar veterinarios expertos porque puede matar facilito a una persona porque es una medicina para sedar elefantes. Se duerme lanzándole varios daros, pero lo primero es hacer salir del lago al animal, hacerlo enfurecer (en el día permanecen tranquilos, descansando lagos y en la noche salen a alimentarse), cuando el hipopótamo sale se le lanzan los dardos, tarea compleja porque hay que hacerlo desde una distancia prudente por lo agresivo. Muchas veces el dardo no le llega, entonces, con dos o tres dardos se empiezan a dormir, a marearse en quince minutos, hay que cogerlo, anestesiarlo con médicos veterinarios y expertos y empezar con el proceso de castración para evitar su reproducción. Por cada animal todo este proceso vale desde 40 millones porque el medicamento es demasiado costoso, a través es bastante gente la que se debe contratar para hacerle seguimiento a un animal. Se requiere retroexcavadora, guacal, cama baja y un helicóptero. Y no es que usted contrata esos aparatos el día que lo captura, no. Debe ser desde el primer día del operativo porque en cualquier momento se observa el animal.

¿Y el Gobierno si les ayuda?

No han querido, le estamos pidiendo a la Dirección Nacional de Estupefacientes que nos colabore, pero nada. El mayor esfuerzo lo hemos hecho nosotros con la Universidad Ces de Medellín y la Hacienda Nápoles…Estamos esperando que pase la Ley de Garantías para empezar proceso de contratación y hacer tentativa de captura. Los hipopótamos de La Dorada no se van a mover de allí, pero lo que me preocupa son las otras crías que no hemos encontrado. El problema no es capturarlo, castrarlo y reubicarlo a otro habitad. El problema, es sacar recursos económicos para hacerlo.

Después de cazarlos, castrarlos, ¿qué los hacen?

Los reubicamos en un sitio adecuado para ellos, el primero lo ubicamos en la Hacienda Nápoles, pero se salió y se ubicó solo en otra parte. Tenemos que conseguir un sitio como un cautiverio controlado, mientras encontramos una solución definitiva.


Esta es la hacienda Nápoles donde inicialmente estaban los hipopótamos.

Translate »